Emisoras Ilegales Como Parte de un Entramado Político

El Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) acaba de cerrar varias emisoras ilegales que operaban en la región del Cibao, principalmente en la provincia de Santiago.

Por lo menos una de las emisoras ilegales cerradas es la 93.5 F.M., que operaba en el mismo lugar de la Avenida las Carreras con calle San Luis de Santiago,  donde también  está el denominado canal de cable Luna T.V., cuyos medios son  financiados con recursos sacados del erario.

La persona que aparece como testaferro de la emisora ilegal cerrada  por INDOTEL parece ser proveniente de la zona serrana por el apellido que tiene, lo cual no descarta la posibilidad que forme parte del grupo que encabeza Víctor Miguel Taveras,  que funge como propietario del canal y que trabaja al servicio del alcalde Abel Martínez, cuyo lugar de nacimiento es Inoa, San José de las Matas.

La Emisora que operaba en Santiago corrió la misma suerte que otras instaladas en los municipios de San José de las Matas, Jánico y Licey, las cuales,  por lo menos las primeras tres, parece que eran operadas por el mismo grupo que actúa bajo la sombra del pasado presidente de la Cámara de Diputados y ahora alcalde de Santiago, cuyo financiamiento se recibía a través de una abultada colocación de publicidad  de esa instancia estatal a esos medios de comunicación.

No bien salido de la Cámara de Diputados, Abel Martínez se inventó una campaña publicitaria de la alcaldía que se ha proyectado como lo hecho en los últimos quince días por el ayuntamiento de Santiago, la cual ha servido para continuar el financiamiento de los mencionados medios de comunicación.

Es importante que se sepa que el principal costo para financiar un canal propio, como lo define el reglamento aprobado por el INDOTEL, son los pagos a los operadores de cable, los cuales en el caso de estos medios son hechos a través de un trueque publicitario con el cabildo.

Es decir, que el ayuntamiento les coloca publicidad a aquellas operadoras de cable que tienen colocado en su grilla a Luna T.V. y que al propio tiempo tienen un canal propio, como por el ejemplo Virus T.V., ahora Nexxo, perteneciente a Star Cable, donde no aseguramos que pueda ser visto el canal financiado con recursos del Estado.

De esta forma irregular es como han operado este canal de televisión conjuntamente con la emisora ilegal clausurada por el INDOTEL.

Sin lugar a dudas que se trata de un acto de corrupción del ahora alcalde Abel Martínez, quien tiene estos medios al servicio primero de su campaña electoral para conseguir el puesto y luego para promover su gestión municipal a través de comunicadores bocinas.

Ahí parece estar la explicación de la declaración del presidente del INDOTEL, José del Castillo Saviñón, quien ha advertido que continuará con el cierre de emisoras ilegales aunque pertenezcan  a diputados, senadores o cualquier otro funcionario público.

Indicó que nadie porque tenga una función pública puede pedirle que viole la ley, lo cual se constituye en algo sumamente grave, que podría tener que ver con la intervención quizás del propio Abel Martínez para evitar el cierre de la emisora que opera ilegalmente.

Hay otras situaciones muy parecidas con compañías que operan servicios de televisión por cable ilegalmente y que las mismas no han sido tocadas por sus ejecutivos tener vínculos muy estrechos con el Partido de la Liberación Dominicana y con su Gobierno.

 

avatar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*